hola@wmmexico.mx México

Tomar paracetamol durante el embarazo, está relacionado con la hiperactividad en los hijos

Por Maricar Santos

Durante el embarazo el cuerpo de las mujeres experimenta cambios, incluyendo dolores y algunas molestias. Aunque durante años, a las futuras madres se les ha dicho que el paracetamol es un medicamento para tratar la fiebre o el dolor, un nuevo estudio revela un vínculo entre este medicamento y los problemas de comportamiento en los hijos.

 

En un estudio realizado por la Universidad de Bristol, en el Reino Unido y en la Escuela de Medicina de la Universidad de Cardiff, en Gales, los investigadores encontraron una relación entre el uso de acetaminofén en una mujer embarazada y la probabilidad de su hijo de desarrollar problemas de conducta, hiperactividad y problemas emocionales. El acetaminofén, también conocido como paracetamol, es un calmante para el dolor y para bajar la fiebre y es el ingrediente activo en muchos medicamentos de venta libre y recetados, incluyendo el Tylenol.

 

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron el uso de paracetamol en aproximadamente 7,796 mujeres (y sus parejas) a las 18 y 32 semanas de embarazo, quienes tomaron parte en un estudio longitudinal a través de encuestas. En el momento en que sus hijos cumplieron 7 años, las madres fueron encuestados nuevamente sobre el uso de paracetamol, así como los problemas de comportamiento de sus hijos.

 

Tomando en cuenta los factores que también podrían causar problemas de comportamiento en los niños, tales como fumar, consumo de alcohol, el nivel socioeconómico y la genética, los investigadores encontraron una asociación entre el uso de paracetamol y problemas de conducta. Los resultados mostraron que las mujeres que tomaron el medicamento a las 18 semanas (53% de los participantes) y 32 semanas (42% de los participantes) del embarazo, tenían mayor probabilidad de tener un hijo que más tarde desarrollaría problemas de conducta e hiperactividad, y los que tomaron paracetamol a las 32 semanas tuvieron mayores probabilidades de que sus hijos tengan problemas emocionales. Además, el riesgo parece más fuerte en el tercer trimestre del embarazo que en el segundo, lo que sugiere que el cerebro es más sensible a la exposición del acetaminofén durante ciertos períodos.

 

Aun así, los investigadores no están sugiriendo que todas las mujeres embarazadas tiren al a basura su Tylenol, ya que el estudio sólo sugiere un vínculo entre los problemas conductuales y el uso de paracetamol, no una relación causal. Sólo el 5% de los niños estudiados en realidad desarrollaron problemas de comportamiento, por lo que el riesgo general se considera pequeño.

Además, los investigadores admiten que el estudio tiene algunas limitaciones y que se necesita más investigación para explicar el vínculo. Por ejemplo, las mujeres estudiadas no informaron sobre la dosis que tomaron de acetaminofén o las razones de su uso. Vale la pena señalar, sin embargo, que los estudios previos de las mujeres embarazadas que tomaban acetaminofén han indicado un mayor riesgo para el ADHD (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, por sus siglas en inglés), autismo, asma y otros problemas en la descendencia.

 

“Esto no quiere decir que no es seguro durante el embarazo,” el Dr. Evie Stergiakouli, autor principal del estudio e investigador en epidemiología genética y genética estadística en la Universidad de Bristol, dijo a ABC News. “Las mujeres pueden seguir utilizando acetaminofén como se lo indique su médico, ya que no tratar la fiebre (que puede causar parto prematuro) o el dolor, pueden ser más riesgosos que los problemas de comportamiento en los hijos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *