hola@wmmexico.mx México

¿Por qué las nuevas mamás son realmente grandes empleados?

¿Piensas regresar al trabajo después de tu incapacidad por maternidad?

No te preocupes, como madre nueva, has aprendido algunas habilidades muy valiosas.

 

Las madres que han regresado al trabajo después de tomar su incapacidad por maternidad o una ausencia prolongada para cuidar a los niños pequeños saben muy bien que la transición no es fácil.

Si lo has hecho, probablemente has tenido problemas para sentirte tan productiva como solías ser. Y si eres una nueva mamá planeando volver a trabajar, puedes estar nerviosa por tu primer día de regreso al trabajo.

Antes de que la ansiedad te abrume, tómate un momento para pensar en lo que has estado haciendo durante tu tiempo en casa. La mitad de la batalla de la transición para regresar al trabajo es paralela a las muchas habilidades que has aprendido como madre. Cuando regreses al trabajo, va a ser difícil que el tiempo que te tomaste para cuidar a tus hijos no lo veas como un déficit, pero ten confianza. Aquí hay algunas razones porqué:

 

Eres una experta en tareas múltiples
Has logrado ser híper consciente de los comportamientos y necesidades de tus hijos, mientras también completas los deberes cotidianos de tu vida y tu casa. Por más trivial que sea la acción, ya sea el cepillado de los dientes, las compras en el supermercado o ponerse al día con alguien por teléfono, es infinitamente más complicado hacer estas actividades cuando los niños pequeños forman parte de tu vida. Así que, cuando vuelvas al trabajo, hacer malabarismos con múltiples proyectos o solicitudes puede no parecer tan desalentador. E incluso, cuando las presiones del trabajo inevitablemente lleguen, ten el consuelo en el hecho de que estás mejor equipada que nunca para gestionar las asignaciones simultáneas.

 

Eres muy buena para investigar
Si te has tomado un descanso en tu trabajo, probablemente te sientas fuera de la práctica con algunas de las habilidades tradicionalmente asociadas con el trabajo. Pero ten en cuenta que has estado perfeccionando algunas de estas habilidades, simplemente en un contexto diferente. Probablemente te has acostumbrado a hacer una investigación cuidadosa antes de tomar decisiones que afectan a tu familia y tu hogar, lo que te hace especialmente eficiente al navegar por el mar de información disponible en línea. Lo mismo se aplica al dinero, seguro, los detalles pueden ser totalmente diferentes, pero la naturaleza y la responsabilidad de la gestión de un presupuesto en casa puede ayudar a prepararte para tareas similares en el trabajo.

 

Eres una pro en comunicaciones
Recuerda, también, que puedes utilizar tus nuevas habilidades de comunicación para tu beneficio. Por supuesto, interactuar con niños y adultos no es lo mismo. Pero ya sea que estés creando relaciones con los clientes o supervisando a los empleados de nivel junior, si has criado a tus hijos, sabrás cómo disciplinar y negociar.


No hay duda de que volver al trabajo es difícil y genera nerviosismo, y sin duda pasarás por un período de ajustes. Pero aprovecha las habilidades que desarrollaste y tu transición no parecerá tan aterradora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *